fbpx

¿Nueva dieta? ¿Cómo llevarla a cabo en nuestra cultura Colombiana?

Por fin te decidiste a empezar una nueva rutina de alimentación que te hará bajar esos kilitos de más que te agobian.  Estás muy animado, empiezas muy bien con tu desayuno saludable, tu delicioso smoothie de merienda y llega la hora del almuerzo donde tus papás.

Familia colombiana que se respete, tiene por cultura una dieta alta en carbohidratos, grasas y en azúcar. Así que lo más probable es que te espere un delicioso sancocho (con sus 4 variedades de carbohidratos almidonados: papa, yuca, plátano, mazorca), o un riquísimo ajiaco, unos fríjoles con garra,  o unas maravillosas lentejas con pollo.

Cómo logras explicarle a tu mamá, tía o abuela, que dentro de tus nuevos hábitos alimenticios, con un solo carbohidrato de calidad al almuerzo es suficiente energía? Cómo haces para que no te vean como un extraterrestre que habla cosas raras y que se va a morir de hambre?

Pues yo he vivido esta escena muchísimas veces y te tengo las siguientes recomendaciones:

Es importante que te mantengas enfocado en tus objetivos y en lo que quieres lograr. Tu alimentación es única y exclusivamente tu responsabilidad, así que tú decides qué deseas y qué no deseas comer.

No trates de cambiar a tu familia. Puedes de manera casual explicarles el funcionamiento del organismo, cómo eres lo que comes y cómo funcionan los grupos de alimentos. Pero no los forces a entender tu punto de vista.

Si la comida a la que te estás enfrentando, es muy abundante, trata de empezar por la ensalada o las verduras y selecciona una proteína y uno de todos los carbohidratos que te ofrecen, ideal que no esté frito.

Si definitivamente estás dispuesto a darte ese delicioso banquete,  sigue el principio del 90/10. Procura mantenerte enfocado en tu dieta la mayor parte de la semana y deja un día para compartir este almuerzo o cena delicioso con tu familia. Créeme, por almorzar sancocho no vas a perder todo lo que hiciste en la semana.

Puedes también realizar una rutina de ejercicios cardiovasculares que te permitan quemar esas calorías de mas que ingeriste.

Por nada del mundo dejes de comer las horas que siguen, uno de los peores errores que cometemos es ingerir un almuerzo abundante y dejar de comer el resto del día para no engordar. Por el contrario, debes seguir normalmente con tu merienda de la tarde y tu cena. La idea es que aceleres tu metabolismo para que quemes esas calorías.

Con estas sencillas recomendaciones,  lograrás llevar de manera exitosa tu dieta, en armonía con nuestra cultura e idiosincrasia Colombiana y disfrutando de los deliciosos encuentros donde compartes en familia.

Saludos.

Diana Paola Bermúdez
Coach de nutrición holística IIN

Déjame tu comentario